jueves, mayo 04, 2006

Y Marcos?


Ayer escuche por enésima ocasión al Subcomandante Marcos declarar q pondría en alerta máxima a sus "tropas" por el rudo enfrentamiento que tuvo lugar en Atenco, y la verdad es que por primera vez ví en Marcos a una figura decadente, sin respaldo social, ni autoridad moral.

Estuve pensandolo toda la noche y me parece que la imagen bravía del Sub de hace algunos años ha derivado en una triste versión de lo que fue la izquierda revolucionaria de las guerrillas. Esa izquierda que ha entendido que en las sociedades de hoy la única forma de realizar un verdadero cambio es por la vía política, misma que lleva implicito el apoyo del pueblo por el que nunca hay que dejar de luchar, y misma vía que el EZLN se ha rehusado a caminar.
No olvidemos que la vía politica ha llevado a la izquierda a gobernas varios países de latinoamérica como Brasil, Argentina, Uruguay, Chile, Venezuela, a potencias europeas como España e Italia, y que ha demostrado que desde el poder político se puede dignificar la vidad e un pueblo, la muestra de ello es la recién nacionalización del petróleo en Bolivia que sin duda beneficiará a aquel país que se había quedado sin ningún recurso natural, ni el agua de la lluvia era de los bolivianos.
Esa izquierda que muchas voces cuestionan sobre su existencia en nuestyro país, y cuya negación significa negarnos a nosotros mismos como entes pensantes capaces de disernir de la moral y polìtica establecidas.
Me parece que Marcos ha caído en la vía sencilla de desacreditar a los demás sin proponer alternativas; que prefiere los brazos y mentes en formación de los adolescentes que aún creen en su imágen, esos jóvenes que portan camisetas y pasamontañas del ezln pero que no leen sus comunicados y no son capaces de cuestionar sus discursos, esos jóvenes que dicen no creer en la política, ¿acaso no será esa una excusa para no leer sobre de la realidad del país, para simplemente no tomar partido, no comprometerse con una ideología que no sea de ocasión solamente?
Creo sinceramente que Marcos es sólamente un espejismo de lo que fue hace algunos años, que ha divagado con discursos irreales, con letargos silenciosos y autocomplacensias fáciles.
Creo que la guerrila, literaria quizás, que significó el ezln quedó atras y es tiempo que sea lo sociedad civil, organizada o no, la que impulsará los cambios, tal como sucedió en la marcha contra el desafuero y el día sin migrantes en E.U.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Hola Ricardo, no sé si recibiste mi mail, pero aquí te lo reescribo:
Yo fuí el domingo 30 a escuchar a Marcos a la Casa del Lago.
Tengo la sensación de que lo que planteas es totalmente al revés: es la "sociedad civil", y no Marcos, la que es un pálido reflejo de lo que llegó a ser después de los terremotos del 85. ¿Viste como el Lunes pasado la patética "sociedad civil" abarrotó los "wallmarts", "macdonalds" y "blockbusters" en respuesta al apoyo que pedían su paisanos del otro lado de la frontera?.
De hecho, por lo que escuché en la Casa del Lago, Marcos plantea algo muy similar a lo que tu propones: que sea la gente, con acciones organizadas por ella misma, la que tome nuevamente en sus manos todo ese poder que ha abandonado, en manos de tanto político inepto y de partidos políticos que no representan a nadie más que a si mismos, para transformar este México que a veces pareciera ser el mismo infierno. Aquí en la ciudad conozco mucha gente que gana entre 5 mil y 8 mil pesos al mes (los más afortunados) y que diariamente tienen que soplarse 2 horas de transporte, 8 horas de trabajo (en alguna editorial incluso) y luego 2 horas de regreso. ¿Eso es vida?.
Haces mal en reducir a una guerrilla "literaria" al movimiento del EZLN. Hace unos 8 años fuí al poblado de Morelia, en la zona zapatista de Chiapas y ahí me tocó escuchar relatos como el de las cinco noches seguidas que aviones del ejército bombardearon la localidad cuando Zedillo decidió romper la tregua (no era Bosnia, era "nuestro" México) o de la tarde que aterrizaron tres helicópteros del ejército y de los que decendieron las tropas que se encargaron de reunir en la cancha de "basquet" a todos los hombres que quedaban en el pueblo para, de repente y "así nada más", fusilarlos. ¿Te lo puedes imaginar?. Si hubiera sido una guerrilla "literaria" tal vez con quemar algunos cuantos libros hubiera bastado, ¿no?.
Resulta muy cómodo leer, recostado en un sofá, los comunicados del EZLN o las aventuras de "durito" y súbitamente pensar en que Marcos ya chafeó. Los que ya chafearon son otros. Sabiendo que hay 10 mil órdenes de aprensión en tu contra, ¿te atreverías a recorrer la república convocando a las personas a cambiar el país de una manera pacífica y organizada?
Yo creo que lo que vale es esto que estamos haciendo, intercambiar puntos de vista para luego actuar, hacer algo, entre todos.
Saludos
Antonio Gritón
PD: te sugiero visitar el sitio:
http://barcelona.indymedia.org/newswire/display_any/121757
para leer "algo" de lo que ha logrado la "guerrilla literaria"

12:47 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home