viernes, julio 29, 2005

Cloto

El hilo de mi vida se teje en singular,
un extremo está amarrado a mi inmensa y pesada cama,
en la que un espejo roto refleja ausencias

Ya no me necesito...

martes, julio 26, 2005

Mar- lene

Hace unas semanas una amiga se fue a perseguir su sueño
un sueño de pertenecer a un mundo mágico, diferente pues.

por acá nos hace falta el comentario inteligente que solía hacer
el evidente brillo de sus ojos al emocionarse
observarla vivir sus cuentos...

me pregunto y pregunto,
cuántos de nosotros estamos dispuestos a conquistar cumbres?

este es otro texto más que escribo con ella en los dedos

lunes, julio 18, 2005

En mitad de un "te quiero"...

Se llamaba Soledad y estaba sola
como un puerto maltratado por las olas,
coleccionaba mariposas tristes,
direcciones de calles que no existen.

Pero tuvo el antojo de jugar
a hacer conmigo una excepción
y, primero, nos fuimos a bailar
y, en mitad de un "te quiero" me olvidó.

jueves, julio 14, 2005

Esta noche nos hemos reunido para pensar en ti…

Esta noche nos hemos reunido para pensar en ti…

Converso con la siempre fiel Soledad, a veces tan odiada y otras tan hermosa; también llegó mi buen amigo Insomnio, cierto que me visita ocasionalmente pero hoy su presencia es fundamental; a ambos les molesta la luz y me piden que encienda la pequeña lámpara a un costado de mi cama. A los dos les sirvo una copa de mis lágrimas, hay suficientes para beber hasta embriagarnos

Olvido nunca llegó a la reunión pese a que necesito de sus favores; maltrecho, Amor se sentó a escuchar un blues mientras Corazón golpea el escritorio y con voz baja dice:

- Necesito que esa mujer me tome en sus manos -

Insomnio se marcha y Sueño llega con su mochila llena de deseos y mentiras.

martes, julio 12, 2005

Lumbrera / Chimal


Este es el texto que el escritor Alberto Chimal realizó para la presentación de Lumbrera, me parece un muy buen escrito y deseo compartirlo con ustedes, tb hay una foto para quienes no pudieron estar con nosotros

lunes, julio 11, 2005

A la orilla de la chimenea

Puedo ponerme humilde y decir
que no soy el mejor
que me falta valor para atarte a mi cama,
puedo ponerme digno y decir:
"toma mi dirección cuando te hartes de amores
baratos de un rato... me llamas".

viernes, julio 08, 2005

Lumbrera

Gracias por ayudarnos a creer, a crecer
por hacernos sentir que ganaremos la batalla,
por mantener la fe en la palabra escrita,
por sumar esfuerzos,
por mantener un sueño colectivo.

En esta lucha podemos levantar la espada,
curar nuestras heridas,
mirar orgullosos las cicatrizes.

Gracias Mireya, Dinorah, Leticia, Elizabeth, Cynthia, Silvia, Xavier, Raúl, Antonio, José Luis, Samuel, Víctor, Sergio, Carlos

miércoles, julio 06, 2005

Palabras en que te invento

Las horas me desgarran ante tu ausencia
Mis brazos reclaman perderse en tu cintura y mis labios en tu cuello
Mi piel espera el más mínimo de tus besos

Es tiempo de recitar a tu oído las palabras en que te invento
De que tus besos callen mis palabras y mis caricias despierten tu voz
De agradecer tu entrega con mi voz susurrante
De encontrar en mis textos tu cuerpo de poema, guardarlo en mis labios al besar tu fragilidad
Desaparecer los miedos entre nuestras sábanas

Sin embargo, no escucho tus tacones
La humedad que tus besos dejó en mis labios comienza a secarse
Haz olvidado que yo también tengo frío.
Que la inmensidad no es buen lugar para mí
Que mis sueños están amenazados y mis pasos dudan sobre el camino.

Cómo decirte mi necesidad sin que el egoísmo me inquiete?
Como decirte mi miedo sin que la voz tiemble?
Cómo esconder las lágrimas si mis manos están empapadas?

martes, julio 05, 2005

Llagas

Carne con llagas de desamor

viernes, julio 01, 2005

Tu imagen

Tu imagen me llegó
a las seis menos diez
y no pude dormir
ni un instante después
te confundías con mis sábanas,
te me enredabas en la sien.

Lucías tan real
que casi fui feliz,
pero a las seis y diez
me comprendí sin ti
eran mis solitarias sábanas
y una habitual mañana gris...

Y tú eras mi viento, mas no a favor;
eras mi barca en el pedregal;
eras mi puerta sin tirador;
eras mi beso buscando hogar.

Y así fuiste la otra mitad
de amanecer
que no alumbró jamás.