lunes, junio 27, 2005

Hoy

fracaso tras fracaso
demasiada prenunbra
la voz no llega
pero la mia no callará