martes, mayo 03, 2005

A ella

Acariciame con tu mirada,
con el parpadeo de tus ojos que se cierran apenados ante mis palabras.
Despiértame con tu sonrisa que ilumina todo,
que tu boca vuelva a nombrarme y tus labios entreabiertos
inviten a robarte un beso.