jueves, abril 28, 2005

La primera de muchas

Creo firmemente que el millón de personas que estuvimos en la neo-marcha silenciosa podemos gritar hoy que ganamos.

Pero sólo es la primera, aún nos falta transformar generacionalmente este país.

Felicidades a quienes acostumbran alzar la voz, para ustedes esto, directamente del Uruguay:

Tu boca que es tuya y mía
tu boca no se equivoca,
te quiero por que tu boca
sabe gritar rebeldía..